Baku, Azerbaijan

Recuerdo ese día, 29 de Diciembre de 2011, mis dos hijos y yo en el Aeropuerto de Frankfurt, Alemania ya cansados del largo viaje desde Argentina esperando en el lounge vip de Lufhtansa. Solo resta un tramo de 6 horas para llegar, me dije. Ese país que meses atrás nunca habia oído hablar… Azerbaijan .

Vivímos casi cuatro años allí, desde el primer día comenzé a escribir un blog sobre ese lugar, ese nuevo hogar, sobre mis experiencias como expatriada, sobre sus costumbres, su religión, su gente, sus típicos platos, sus festivales, si quieren pueden ver un poco más en www.mylifeinbaku.blogspot.com

Pero hoy, después de casi siete meses de haberme mudado les contaré que me quedó de ese lugar .

La República de Azerbaijan está localizado entre Europa Oriental y Asia Occidental. Limita al norte con Rusia, al noreste con Georgia, al este con el Mar Caspio, al oeste con Armenia, y al sur con Irán. Aproximadamente trece millones de habitantes.

Ex país de la Unión soviética, es un país bilingüe donde se habla el ruso y el idioma Azeri . Viajando por el interior del país hay pueblos de mas de cien años , pintorescos de calles de adoquín y personas muy amables que hablan dialectos y el persa.

Esos contrastes de la arquitectura de lo antiguo con lo super moderno no se me sale de la cabeza, por todos lados se ve la historia propia del lugar y el progreso.

IMG_0322

Esas calles de la ciudad vieja, con sus laberintos, con su torre de la doncella desde donde se puede observar el boulevard de la ciudad limpio, ordenado, y por detrás el mar Caspio.

Hay momentos en que uno se siente que está en el pasado, escuchando las historias , visitando los templos, las mezquitas. Llendo al “hamman” que son esos baños turcos donde te frotan con una piedra pomez, te lavan y te masajean , rituales de hombres pero también de mujeres.

Recuerdo ir a los mercados típicos como el Sederex, donde venden de todo, o a la carnicería y encontrarme con la vaca colgando afuera del negocio, y las ovejas atadas a un costado , cosas que me llamaron mucho la atención al principio pero luego ya era normal. Recuerdo ver los autos de marca Lada repletos de frutas, de verduras saliendo de los mercados para llevarlos a la feria para vender, allí he comido las manzanas mas deliciosas de mi vida y el caviar mas rico y caro de la vida. Recuerdo manejar en las rutas y ver pescadores ofrecer su pesca a la intemperie expuestos en el capo del auto .

Manejar allí es toda una aventura, sí que lo es .

Las visitas al templo del fuego, a los volcanes de lodo, a su gran y moderno museo de alfombras, sus bellas fuentes, sus limpias calles, sus mall de marcas super hi-end. Esos restaurant que uno baja escaleras y están escondidos donde comía algún plato típico ukraniano, otros georgianos, o una sopa rusa bien potente en invierno junto con un chupito de vodka .

Hay días que recuerdo ir al supermercado y tararear sus músicas, juntarme con amigas azeríes y ver preparar esos platos abundantes, comer dátiles y tomar te todo el día.

Gente amable, predispuesta, que a veces por falta de conocimiento del idioma costaba entendernos, pero con un poco de mánia, de interés o palabras sueltas en azeri o ruso lográbamos comunicarnos.

Que gran ayuda el haber tenido un grupo de latinos, en esa ciudad, juntadas de mujeres, organización de fiestas, reuniones, actividades de caridad, actividades en la escuela para nuestros pequeños, hacerme amigos de todas partes del mundo es un gran privilegio. conocer distintas realidades, culturas, y respetar a cada uno como es.

La apertura de nuestra Embajada Argentina hizo también que eso que siente el estar tan lejos  de tu país pareciera menos.

No es fácil al principio, son muchos cambios de cultura, el idioma, pero uno se adapta. Explora. Descubre.Todas las ciudades tienen sus reglas, bueno en Baku algunas reglas importantes no existían pero de eso e hablado en mi blog.

Baku es una ciudad me sale decir en construcción, no solo por la cantidad de nuevos edificios modernos, por el cambio de fachada de muchos de ellos, sino porque en solo cuatro años vi cómo un país que fue sometido se fue abriendo paso al mundo, y sigue haciéndolo, tiene sus recursos, necesita reforzar su educación que no es nada buena, pero Baku crece, está en expansión, es una linda ciudad, exótica diría.

Con gente muy pobre que necesita sobrevivir a un régimen duro, donde el que opina no es escuchado y solo un puñado de gente importante sobresale. Ojalá en este sentido las nuevas generaciones puedan educarse, formarse para crear una linda sociedad democrática. Espero que en un futuro no muy lejano sea mas fácil entrar al país como turista, y que la gente que haga un viaje por esos lados se llegue y visite la ciudad.

Fue una gran experiencia Baku.

Confieso que he viajado : *País- Azerbaijan  que en azeri significa la tierra del fuego eterno.