Sonia Elisa

Esta es la historia de una chica como vos o como yo .

Sonia tiene cuarenta y un años, mide aproximadamente un metro sesenta y cuatro , contextura media , cabello castaño y ojos color cacao.

Estábamos hablando de experiencias de vida  y me dijo:

Yo soy muy sensible también . Soy Argentina y al igual que vos, me tocó mudarme muchas veces .

Primero a Posadas , después a Paraguay, y luego volver a Buenos Aires.

Ella baja la mirada ,-es duro , -dice.

-Asi es . Como todo , tiene sus pros y contras ,le dije.

Cuando tenía dieciséis años mis padres y yo nos mudamos a Posadas, continúa relatando .

Yo era adolescente , tenía que comenzar de nuevo en una ciudad muy pequeña y después ,ya en Paraguay, la misma cosa.

Estudié, trabajé en la aduana pero no era lo que me gustaba . Es donde hice mis amigos que aún,al dia de hoy sigo en contacto . Que extraño tanto .

Me casé , tuve a mi hijo y luego enviudé .Muy joven era yo .

Después de un tiempo decidí regresar a Buenos Aires . Es difícil reinsertarse ya de más grande y con un hijo pequeño de cinco años .

Me di cuenta que la gente es muy racista, y me hacían sentir de otra “categoría “ por venir de Paraguay . Despectivamente era “ la paragua”.

Tuve varios trabajos , ya en el último,conocí a una chica que al día de hoy es muy importante para mi . Es una amiga .

Decidí que lo que hacía ahí no me gustaba así que comencé a estudiar para cosmiatra y hacer cursos relacionados a la estética .

Conocí a un muchacho , con quien tuve una hija que hoy tiene tres años.Hace un año que estamos separados.

-No tuve una vida fácil , me repite . No es fácil comenzar en una gran ciudad . Hoy me siento orgullosa porque trabajo de lo  que me gusta y continúo capacitándome y tratando de dar lo mejor para mis hijos.
Cuando fui a la casa me llamo la atención un dibujo en la pared donde ella trabaja. Era el árbol de la vida , como el de Gustav Klimt . El artista que uso para ilustrar mis cuentos.

El de Sonia es negro con pétalos color rojo . Me dijo que siempre tuvo esa visión del árbol , que es como su vida , sus caminos , su historia .

De algunas ramas va colgando los cuadros con sus títulos , sus logros.

Es una mujer fuerte que sabe para donde va, sabe a donde llegar .

Oírla hablar de su árbol , emociona.

Ella aprendió a construir su camino en el hoy . Porque el mañana es demasiado inseguro para planes y el futuro se cae a veces antes de llegar .

Tiene a su árbol a la vista , lo cuida, lo riega , le da amor , lo hace crecer .

Se arriesga a cortar algunas ramas, ve florecer sus flores, deja caer pétalos que quizás están de más y los suelta.

A veces uno se ve como aguja en un pajar , no sabe para donde hilar , para donde construir . En la incertidumbre aparecen las oportunidades .

Gracias Sonia por contarme tu historia , deseo verte continuar con tus proyectos , dando lo mejor , disfrutando de tus logros .

Que puedas seguir y extender tus conocimientos como el árbol que alarga sus ramas y seguir tus caminos .

Sonia ya estas floreciendo !.

Paseando por el “otro mundo “

Hoy me despierto bien temprano, llevo a mis hijos al colegio y sigo camino .

Me pongo los auriculares , abro la app y comienza el conteo 10,9,8… iniciando entrenamiento -dice la gallega con la voz en ON y yo comienzo a correr .

No me fijé una ruta determinada solo sigo por una calle donde para mi sorpresa hay una plaza muy linda , hago una vuelta y sigo para otro lado . Quiero correr media hora y volver al gym a seguir con bicicleta .

Después de almorzar me voy al conurbano bonaerense , es decir , voy a provincia. Hay gente que dice que “es otro mundo “.

Ya en el colectivo , sentada con lapicera y mi cuaderno de notas,miro por la ventana . Hace calor .

Paso por el cementerio de Chacarita , está pintado de un color rosa pálido. La entrada principal está compuesta por unas columnas redondas y de cada lado una palmera , si tuviera mi cámara , – pienso, hubiera sacado esa foto , una buena composición y ese cuadro hubiera quedado como una postal de este lugar en Buenos Aires .

El colectivo 63 acelera , el cementerio es enorme. Alrededor hay un parque nuevo bien verde con juegos de colores para niños,que llega a desentonar con el lugar.

Veo otros dos cementerios uno al lado del otro , el Alemán y el Británico. El paredón gris continúa por muchas cuadras más .

El colectivo sigue por calle Osorio y veo un cartel gigante que dice “ Depósito de cartones “, muchos edificios viejos . El  barrio de los depósitos- pienso .Luego , paso por las vías del tren donde varios hombres con mamelucos trabajan en la nueva estación . Hoy hay muchos locales cerrados porque es el día del empleado de comercio.

Ya no sé en qué barrio estoy , solo se la calle del destino final .

Escucho a una chica decirle a su madre que suele tener ideas “ideOtas”; malas ideas que generan kilombos.

Me quedo pensando en ese gran bloque de paredones;el  cementerio .

Cada uno , si es que puede, decide yacer en un cajón , bajo tierra o convertido en cenizas . Yo elijo la última opción , no me gusta estar encerrada . Devolvería  mi cuerpo al mar donde creo que pertenezco .

Y mi alma , pues, espero que tenga una vida nueva de mucho aprendizaje y que pueda vivir en paz en otro cuerpo o que vuele a donde sea.

Recuerdo lo que escribí en mi relato de “il dolce  far niente” y en la frase de Celia Cruz “ la vida es una sola”, y tanto se habla de esto hoy en día . De vivir cada día , de disfrutar de lo bueno y lo malo y seguimos adelantados al calendario , caminando con prisa , concentrados en las tareas y responsabilidades , en lo que debemos o no hacer .

Me da la sensación que hay que cambiar de posición o percibir desde otro lado , desde otra óptica , más profunda y más simple para llegar a “ vivir disfrutando de la vida “.

Como que pareciera inalcanzable .

Creo que puedo disfrutar de un instante , de momentos , de un gesto , de saborear mi comida preferida, de escuchar a mis hijos, de abrazarlos ,de mirar a los ojos a esa persona especial .

Es necesario parar y observar ,porque de otra manera es como que la “ vida que hay que disfrutar “ nos lleva puestos “ . Espero que todos podamos llegar a Chacarita o donde elijamos terminar ,felices por la vida que hemos tenido .

Levanto la cabeza , voy por Avenida Nazca . Observo la gente que va en el colectivo y veo caras nuevas . La chica y su madre siguen conversando , esta vez criticando a los peatones que caminan a dos por hora .

Es un viaje largo , siempre que viajo en transporte público a lugares que no conozco voy como tensa . Miro nombres de calles , los nombres de los negocios o algún color que me llame la atención . Tengo memoria visual . Por suerte no hay mucho tráfico . Seguramente llegaré media hora antes . En esta ciudad es difícil calcular los tiempos .

Me dio sueño. Me fijo en mi teléfono y faltan tres kilómetros . Voy por  un barrio con  muchos talleres mecánicos y carnicerías .

Veo unos tubos grandes con las siglas FACA no se que serán, o qué significa .

Miro de nuevo el google maps, -uy! Estoy a novecientos metros !.

En tres minutos llego a destino . Estoy en el conurbano , sector Tapiales, después de una hora y quince minutos.

Después de un par de horas retorno a mi casa . De nuevo en el 63 por calles poco conocidas;la tarde está bonita,soleada y un poco ventosa.

Ya en Capital Federal o Caba. El mismo mundo con   calles y nombres conocidos , carteles ya observados .

Mi barrio .
Feliz semana para todos !