Preparativos para un viaje

Hay gente que planifica hasta el último detalle de  su viaje. El recorrido, los lugares que visitará, excursiones, guías turísticas, lugares donde irá a comer y así…

Así era yo con mis viajes hasta que después de un tiempo, me permití ser más flexible. Sigo planificando, soy ordenada con los papeles, tener al día los pasaportes, horarios de vuelos impresos, direcciones de hoteles, lista de lugares más populares, etc. Suelo preparar valijas una semana antes de partir, sobre todo si es un viaje largo.

Hasta hacía una lista de lo que llevaba, o quería llevar e iba listando con un ok a medida que colocaba las cosas en la valijas. Primero ponía todo sobre la cama, zapatos, neceser con ítems personales, accesorios, mudas de ropa. Segundo iba seleccionando por conjuntos para poder utilizar algunas cosas más de una vez. Tercero y lo más difícil para mí era seleccionar los zapatos, siempre sigo llevando  demás .

Me permití comenzar a tener esa flexibilidad cuando viaje a Estambul por segunda vez. Recuerdo que en el primer viaje, visité exclusivamente los lugares turísticos. Estambul, ciudad que fue capital de tres imperios: Romano, Bizantino y Otomano.

Me dejé seducir por sus paisajes naturales, pasear por el Cuerno de Oro y el Bósforo. Porque en Turquía vivis entre dos continentes, Europa y Asia, entre el mundo moderno y el tradicional, entre dos mares; el Mar Negro y el Mar de Mármara.

Caminar sus calles, por momentos repletas de gente y otras veces encontrándome sola guiándome por sus laberínticas vías. Parando a comer bajo el puente Gálata un rico pescado y observar el agua por largo tiempo, con ese tráfico fluído de embarcaciones y bandadas de aves . He llegado a estar largos ratos sobre el puente observando la gente pasar. Vendedores políglotas casi acosándome para que les compre, pescadores, mirando para un lado la vieja Estambul y del otro lo moderno.

Luego ir caminando hacia la plaza Taksim donde está lleno de restaurantes, tiendas, y la pintoresca calle Istiklal por donde pasa un trencito que te acerca hacia la Torre de Gálata, lugar donde el sultán Mehmet II ocupó durante la conquista de Constantinopla.

Tantos lugares para recorrer en esta ciudad como la Mezquita azul, tengo tantas fotos de ella , es soberbia por donde la mires; el Palacio Topkapi, un reflejo de grandeza como el Palacio Dolmabahçe que por un tiempo fue la residencia oficial de los sultanes.

La cisterna o palacio sumergido, una experiencia imprescindible. Santa Sofía, de la época bizantina también es increíble.

Es lindo cuando además de estos lugares que son un “must go” uno va recorriendo la ciudad con alguien local que te va mostrando lugares pocos conocidos, como baños turcos de la época, dónde beben té de manzana los taxistas, o diferentes entradas de el Gran Baazar, llegué a perderme allí dentro embelezada por las alfombras, antigüedades, productos nunca vistos, delicias turcas y baklavas, paseando por el mercado de las especias tan colorido, tan turco!.

La lista de qué hacer la tiré.

Me dejé llevar por esa enigmática ciudad que la visité varias veces ya viviendo en Azerbaiján por lo cual había cosas y costumbres un poco parecidas.

El aeropuerto internacional es otro lugar para sentarse en alguno de sus tantos pasillos y observar gente de diferentes lugares del mundo, algunos occidentales, otros asiáticos, hombres que van a la Meca con su cuerpo desnudo cubierto de una toalla blanca y descalzos, personas de todos colores, culturas diferentes, idiomas distintos. Todos comulgando en un mismo sitio con una valija en mano buscando la puerta que los llevará a su próximo destino.

Hoy sigo planificando mis viajes pero ya dejando huecos o espacios en el día para poder, por un rato,sumergirme de alguna manera en la esencia de ese lugar, en su gente, en su identidad.

Viajar hace que seamos más modestos, te das cuenta cuán pequeño eres en este mundo.

MALETA: Ya no interesa qué pongo y que nó. Mi maleta lleva lo más importante:

UNA NUEVA FORMA DE VER LAS COSAS.

11128503_10206577063608493_1976150916278477052_oMúsica escuchada: