Domingo por la mattina.

Mañana fresca en Buenos Aires, así sí. Me encanta.
Vengo vaga para escribir, lo sé. Can´t stop the feeling!
A veces me abruma lo rápido que vienen pasando mis días.
Adaptarse a cambios laborales, horarios, ensamblar rutinas, salir de ellas, volver a reencontrarse, lleva tiempo.
Ayer ¨chateamos¨vía whatsapp entre amigas que hace mucho no veo.
Una vive en Bolivia, la otra en Houston, y la flaca en provincia de Buenos Aires.
Cada una, en breves relatos contaba cómo van con sus familias, trabajo, salud, amores y así…
Con un lindo texto que hablaba de lo más importante; La vida, la familia y los amigos conversamos sobre la importancia de mantener la amistad a través del tiempo y la distancia.
La felicidad se contagia, cada uno tenemos dentro algo para dar.Es un puente que nos acerca al otro
Hoy, mientras desayuno en mi balcón, sintiendo esta brisa fresca, con mi gata Frida a mi lado, escucho un relato que habla sobre la felicidad.

Poner la energía en el amor.
Agradecer y perdonar es clave.
Independiente lo que el otro haga o no, podemos cambiar nuestro mundo interior.
Víctor Frankl, psiquiatra y escritor que estuvo en campos de concentración decía: ¨Al hombre se le puede arrebatar todo , salvo, la elección de la actitud personal que puede tomar para construir su camino¨.

Feliz domingo!