MUDANZA

Hola gente linda buenos días.
Pude levantarme un poquito más tarde así que aprovechando la mattina. Desayunando saludable para afrontar la jornada. Tendría que ponerme a embalar mi cuarto pero aún no. Quiero escribir.
Me mudo de departamento mañana, serán unos días ajetreados. Estoy contenta.
Como todo cierre tiene su dejo de nostalgia. Toda mudanza supone un cambio, un desprendimiento.
Esta vez no la siento que obedezca a situaciones sentimentales y emocionales como cuando volví de Azerbaijan. Esa vez fue impactante.
Esto de moverse me genera un poco de caos, de desorden, claramente.
Si bien es una elección mía, esta vez, es para comenzar un nuevo proyecto de vida, enfrentándola desde otra posición, la de comenzar a vivir.
Esta mudanza conecta al proyecto de estar bien por eso me siento enérgica y no con miedos. Esta palabra, el MIEDO, me ayuda a analizar las circunstancia desde diferentes perspectivas, con lo que se convierte en un potente aliado de mi vida. Este tipo de miedo me permite equilibrar las cosas.
No es aquel miedo que sentí aquella vez, ese miedo que paraliza, lleno de dudas.
Es otra gran prueba, trato de mirarla como un vaivén de emociones que me abrirán puertas.
Ya tiré lo que no nos sirve, reubicamos las cajas con nuestras cosas más preciadas, objetos queridos, papeles importantes.
Hoy será un día de despedirme de este hogar, agradeciendo al entorno lo que vivimos en este lugar.
Cerrar ciclos es esencial.
Ahora sí, voy por mi mate. Hoy es Jueves.Ya les dije que me queda mi cuarto, siempre lo dejo para el final.
El sábado viene la próxima entrega de viajando por el mundo.
Un beso