Preparativos para un viaje

Hay gente que planifica hasta el último detalle de  su viaje. El recorrido, los lugares que visitará, excursiones, guías turísticas, lugares donde irá a comer y así…

Así era yo con mis viajes hasta que después de un tiempo, me permití ser más flexible, ojo;sigo planificando, soy ordenada con los papeles, tener al día los pasaportes, horarios de vuelo impresos, direcciones de hoteles, lista de lugares más populares, suelo preparar valijas una semana antes de partir, sobre todo si es un viaje largo.

Hasta hacía una lista de lo que llevaba, o quería llevar e iba listando con un ok a medida que colocaba las cosas en la valijas. Primero ponía todo sobre la cama, zapatos, neceser con ítems personales, accesorios, mudas de ropa. Segundo iba seleccionando por conjuntos para poder utilizar algunas cosas más de una vez. Tercero y lo más difícil para mí era seleccionar los zapatos, siempre sigo llevando  demás .

Me permití comenzar a tener esa flexibilidad cuando viaje a Estambul por segunda vez. Recuerdo que en el primer viaje, visité exclusivamente los lugares turísticos. Estambul, ciudad que fue capital de tres imperios: Romano, Bizantino y Otomano.

Me dejé seducir por sus paisajes naturales, pasear por el Cuerno de Oro y el Bósforo. Porque en Turquía vivis entre dos continentes, Europa y Asia, entre el mundo moderno y el tradicional, entre dos mares; el Mar Negro y el Mar de Mármara.

Caminar sus calles, por momentos repletas de gente y otras veces me encontré sola guiándome por sus laberínticas vías. Parando a comer bajo el puente Gálata un rico pescado y observar el agua por largo tiempo, con ese tráfico fluído de embarcaciones , y bandadas de aves . He llegado a estar largos ratos sobre el puente observando la gente pasar. Vendedores políglotas casi acosándome para que le compre, pescadores, mirando para un lado la vieja Estambul y del otro lo moderno.

Luego ir caminando hacia la plaza Taksim donde está lleno de restaurantes, tiendas, y la pintoresca calle Istiklal por donde pasa un trencito que te acerca hacia la Torre de Gálata, lugar donde el sultán Mehmet II ocupó durante la conquista de Constantinopla.

Tantos lugares para recorrer en esta ciudad….. la Mezquita azul, tengo tantas fotos de ella , es soberbia por donde la mires; el Palacio Topkapi, un reflejo de grandeza como el Palacio Dolmabahçe que por un tiempo fue la residencia oficial de los sultanes.

La cisterna o palacio sumergido, una experiencia imprescindible. Santa Sofía, de la época bizantina también es increíble.

Es lindo cuando además de estos lugares que son un ¨must go¨ uno va recorriendo la ciudad con alguien local que te va mostrando lugares pocos conocidos, como baños turcos de la época, dónde beben té de manzana los taxistas, o diferentes entradas de el Gran Baazar, llegué a perderme allí dentro embelezada por las alfombras, antigüedades, productos nunca vistos, delicias turcas y baklavas, paseando por el mercado de las especias tan colorido, tan turco!.

La lista de qué hacer la tiré.

Me dejé llevar por esa enigmática ciudad que la visité varias veces ya viviendo en Azerbaiján por lo cual había cosas y costumbres un poco parecidas.

El aeropuerto internacional es otro lugar para sentarse en alguno de sus tantos pasillos y observar gente de diferentes lugares del mundo, algunos occidentales, otros asiáticos, hombres que van a la Meca con su cuerpo desnudo cubierto de una toalla blanca y descalzos, personas de todos colores, culturas diferentes, idiomas distintos. Todos comulgando en un mismo sitio con una valija en mano buscando la puerta que los llevará a su próximo destino.

Hoy sigo planificando mis viajes pero ya dejando huecos o espacios en el día para poder, por un rato,sumergirme de alguna manera en la esencia de ese lugar, en su gente, en su identidad.

Viajar hace que seamos más modestos, te das cuenta que pequeño eres en este mundo.

MALETA: Ya no interesa qué pongo y que nó. Mi maleta lleva lo más importante:

UNA NUEVA FORMA DE VER LAS COSAS.

 

11128503_10206577063608493_1976150916278477052_oMúsica escuchada:

 

Río de Janeiro

Es solo pensar en vos que cambia mi día, mi alegría se nota.

Es solo pensar en vos.

Verde. Alegre. Con mar y con laguna. Con arenas blancas y playa.Con cocos helados, cervezas frías, arroz y feijão. Mujeres de bikini, hombres de sunga. Niños riendo, grandes con sonrisas, ahí, todos disfrutan. Ciudad descontracturada, colorida, es un encanto, a veces ruidosa, a veces no.

Ciudad de carnaval, de botecos que vibran al som de la samba, cantan al rayo del sol con bossa nova y forró. Río de Janeiro con Copacabana, garotas de Ipanema, familias de Leblon, la bella Santa Teresa, Lapa y la larga Barra de Tiyuca.

Cidade maravilhosa, con el Cristo Redentor en lo alto del Corcovado resplandece cada día. Sus morros frente al mar hacen de este lugar , único.

Allí nadie tiene prisa, los cariocas son amables, y se abrazan; hay mucho contacto físico en los saludos y dos besos en la mejilla.

Uno baja del avión y ya huele a Río, se acerca a la ciudad y ve de lejos el Maracaná. Ciudad de deportes varios, donde el fútbol en la calle o en la arena son los habitués. Luego el Pan de Azúcar, donde las vistas sobre todo del atarceder dejan ese “sentirse pleno y maravillado por la natureza”.

Bailar en el Sambódromo! qué experiencia- pienso. Inolvidable. Cinco años te disfruté.

É só pensar em você que meu coração está acelerando e vibrando.
Querido Río de Janeiro!!!!

Another place in Baku- Azerbaijan 

Les comparto otra nota publicada a cerca de otro lugar interesante en la ciudad de Baku.

Descubriendo Lahij – Azerbaiján 

Les comparto este texto que escribí y fue publicado en una revista de Azerbaiján . Cuenta un poco de este magnífico pueblo del interior de este país que se pronuncia ” lajish” .

Las fotos fueron sacadas por mi .

Que disfruten .

Baku, Azerbaijan

Recuerdo ese día, 29 de Diciembre de 2011, mis dos hijos y yo en el Aeropuerto de Frankfurt, Alemania ya cansados del largo viaje desde Argentina esperando en el lounge vip de Lufhtansa. Solo resta un tramo de 6 horas para llegar, me dije. Ese país que meses atrás nunca habia oído hablar… Azerbaijan .

Vivímos casi cuatro años allí, desde el primer día comenzé a escribir un blog sobre ese lugar, ese nuevo hogar, sobre mis experiencias como expatriada, sobre sus costumbres, su religión, su gente, sus típicos platos, sus festivales, si quieren pueden ver un poco más en http://www.mylifeinbaku.blogspot.com

Pero hoy, después de casi siete meses de haberme mudado les contaré que me quedó de ese lugar .

La República de Azerbaijan está localizado entre Europa Oriental y Asia Occidental. Limita al norte con Rusia, al noreste con Georgia, al este con el Mar Caspio, al oeste con Armenia, y al sur con Irán. Aproximadamente trece millones de habitantes.

Ex país de la Unión soviética, es un país bilingüe donde se habla el ruso y el idioma Azeri . Viajando por el interior del país hay pueblos de mas de cien años , pintorescos de calles de adoquín y personas muy amables que hablan dialectos y el persa.

Esos contrastes de la arquitectura de lo antiguo con lo super moderno no se me sale de la cabeza, por todos lados se ve la historia propia del lugar y el progreso.

IMG_0322

Esas calles de la ciudad vieja, con sus laberintos, con su torre de la doncella desde donde se puede observar el boulevard de la ciudad limpio, ordenado, y por detrás el mar Caspio.

Hay momentos en que uno se siente que está en el pasado, escuchando las historias , visitando los templos, las mezquitas. Llendo al “hamman” que son esos baños turcos donde te frotan con una piedra pomez, te lavan y te masajean , rituales de hombres pero también de mujeres.

Recuerdo ir a los mercados típicos como el Sederex, donde venden de todo, o a la carnicería y encontrarme con la vaca colgando afuera del negocio, y las ovejas atadas a un costado , cosas que me llamaron mucho la atención al principio pero luego ya era normal. Recuerdo ver los autos de marca Lada repletos de frutas, de verduras saliendo de los mercados para llevarlos a la feria para vender, allí he comido las manzanas mas deliciosas de mi vida y el caviar mas rico y caro de la vida. Recuerdo manejar en las rutas y ver pescadores ofrecer su pesca a la intemperie expuestos en el capo del auto .

Manejar allí es toda una aventura, sí que lo es .

Las visitas al templo del fuego, a los volcanes de lodo, a su gran y moderno museo de alfombras, sus bellas fuentes, sus limpias calles, sus mall de marcas super hi-end. Esos restaurant que uno baja escaleras y están escondidos donde comía algún plato típico ukraniano, otros georgianos, o una sopa rusa bien potente en invierno junto con un chupito de vodka .

Hay días que recuerdo ir al supermercado y tararear sus músicas, juntarme con amigas azeríes y ver preparar esos platos abundantes, comer dátiles y tomar te todo el día.

Gente amable, predispuesta, que a veces por falta de conocimiento del idioma costaba entendernos, pero con un poco de mánia, de interés o palabras sueltas en azeri o ruso lográbamos comunicarnos.

Que gran ayuda el haber tenido un grupo de latinos, en esa ciudad, juntadas de mujeres, organización de fiestas, reuniones, actividades de caridad, actividades en la escuela para nuestros pequeños, hacerme amigos de todas partes del mundo es un gran privilegio. conocer distintas realidades, culturas, y respetar a cada uno como es.

La apertura de nuestra Embajada Argentina hizo también que eso que siente el estar tan lejos  de tu país pareciera menos.

No es fácil al principio, son muchos cambios de cultura, el idioma, pero uno se adapta. Explora. Descubre.Todas las ciudades tienen sus reglas, bueno en Baku algunas reglas importantes no existían pero de eso e hablado en mi blog.

Baku es una ciudad me sale decir en construcción, no solo por la cantidad de nuevos edificios modernos, por el cambio de fachada de muchos de ellos, sino porque en solo cuatro años vi cómo un país que fue sometido se fue abriendo paso al mundo, y sigue haciéndolo, tiene sus recursos, necesita reforzar su educación que no es nada buena, pero Baku crece, está en expansión, es una linda ciudad, exótica diría.

Con gente muy pobre que necesita sobrevivir a un régimen duro, donde el que opina no es escuchado y solo un puñado de gente importante sobresale. Ojalá en este sentido las nuevas generaciones puedan educarse, formarse para crear una linda sociedad democrática. Espero que en un futuro no muy lejano sea mas fácil entrar al país como turista, y que la gente que haga un viaje por esos lados se llegue y visite la ciudad.

Fue una gran experiencia Baku.

Confieso que he viajado : *País- Azerbaijan  que en azeri significa la tierra del fuego eterno.